El Arte de la Fotografía

I_Wait,_by_Julia_Margaret_Cameron

I Wait by Julia Margaret Cameron

La fotografía liberó a la pintura de la necesidad de una representación perfecta de lo real, de esta forma a finales del siglo XIX se consideró que la fotografía es el medio y el arte, su fin en sí misma.

El pictorialismo surgió pocos años después del Art Nouveau  y concebía al autor como artista creador. Así, la fotografía reconstruía la realidad desde la concepción de la imagen a su acabado, en un intento de dotar de un aura artística a lo que, en sus primeros momentos, no fue sino un proceso mecánico y químico.

La intención de los fotógrafos de prestigiar y elevar a la categoría de arte su trabajo, nace una nueva fotografía artística, modificada y enriquecida, que se diferenciará de aquella que reflejaba la realidad tal cual era.

El pictorialismo perseguía, pues, la concepción del fotógrafo como artista creador con una personalidad diferenciada por la forma y la técnica que muestra la imagen, ya que hasta ese momento era considerado como un “hombre sin obra” (un pintor hacía carrera, un fotógrafo ejercía un oficio). No era un creador sino un artesano y el éxito de la curiosidad suscitada por sus exposiciones nada tenía que ver con el “glamour” y prestigio de los grandes salones del siglo XIX.

Joan Vilatoba ( 1904 - 1905)

Joan Vilatoba ( 1904 – 1905)

Todo comenzó cuando un pequeño grupo de viejos fotógrafos comenzó a reunirse en salones privados para discutir diversas tendencias y técnicas que eran necesarias para dominar la fotografía, siempre muy apoyados y guiados por la pintura.

El primero de estos grupos fue el Cámara-Club de Viena, donde, durante 1901, se llevó a cabo la primer muestra oficial y ya muy concreta de la fotografía pictorialista. Fue así como el Pictorialismo se reconoció oficialmente como movimiento artístico y fotográfico.

Poco a poco, este grupo de experimentados fotógrafos empezó a idear técnicas y efectos que acercan la fotografía a la pintura; algunos de ellos fueron la goma bicromada o el bromóleo (que simulaba un dibujo), y el desenfoque o efecto floue. Además experimentaban nuevos resultados jugando con las luces y las sombras, colocando filtros y toda clase de objetos que impedían la claridad en la fotografía. Al apoyarse en técnicas manuales, la fotografía empezó a usar procedimientos propios de las artes plásticas.

En 1910 el movimiento empezó su etapa de decadencia, debido a que las propuestas de los pictorialistas dejaron de ser innovadoras y éstos se vieron obligados a abandonar su movimiento con el auge del nuevo realismo fotográfico.

desireé dolron pictorialismo

Photo: Desireé Dolron

A pesar de ello, el Pictorialismo fue una gran influencia para la fotografía que todos conocemos, fue ahí cuando se abrió la posibilidad de considerar la fotografía como arte, es gracias a este movimiento que la fotografía se usa no sólo para documentar, sino también con fines artísticos en los que el fotógrafo busca expresar un mensaje emocional determinado y plasmar su esencia en imágenes.

Actualmente el Pictorialismo es un movimiento histórico. Los fotógrafos modernos lo honran con regularidad, sin siquiera saberlo. Un ejemplo de enfoque pictorialista es el fotógrafo que prefiere utilizar la fotografía tradicional en lugar de las cámaras digitales, o el uso de cámaras de gran formato para plasmar paisajes. Los retratos o desnudos artísticos que evocan las pinturas de aceite del Renacimiento también se pueden clasificar como pictorialismo moderno.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: