Algo huele mal en el arte de Mariscal

El nuevo logo de Madrid 2020 como ciudad aspirante para las olimpiadas…. o serán para las del 20020?? Lo que está claro que ha sido uno de lo mas criticados por todos.

Se ha querido jugar con la M y el resultado ha sido penoso.Estamos de acuerdo que el logo en cuestión parece poco trabajado, muy infantil, con fallos de tipografía, colores y técnicamente deficiente, pero ha sido la agencia Tapsa quien ha realizado correcciones en toda la composición, es decir esos inquietantes óvalos, tipografía interior, colores y tipografía inferior, así pues el resultado del arte final de la agencia TAPSA es terrible.

El logo original ha sido diseñado por el estudiante de la Escuela Superior de Diseño de Aragón Luis Peiret, ganador del concurso organizado por el Ayuntamiento de Madrid, que se llevará una beca de 6.000 euros por haber resultado seleccionado. El dibujo original ( el que aparece arriba ), según explicó Peiret presentaba las letras “m 20” sobreimpresionadas sobre cinco rectángulos en posición vertical. La condición de ciudad aspirante figuraba en mayúsculas y ‘Madrid 2020’ se presentaba con mayúscula inicial y sin la tilde que sí aparece en la versión definitiva.

Esta última también prescinde del color negro (uno de los cinco colores olímpicos y que representa al continente africano), que ha sido sustituido por el inédito morado. Que se elija la marca que va a representar la candidatura olímpica en un concurso de aficionados, es algo comprensible para promocionar a jovenes diseñadores, pero que la agencia que retoque el original lo empeore es más grave.Lo que no tiene nombre es que el gran “xavier” Mariscal ( El creador de ” tu retrato con un 6 y un 4 ” ) se apunte a la burla desenfrenada con las “chanclas” y en un alarde de ingenio, pone unas caras y unos pelitos vete a saber por qué y añade un “desastre total” ahí… a lo “foto tuenti”.

Después, pregunta la opinión a diseñadores y dicen ” Es muy feo y es normal que pase si se encarga a gente sin experiencia”. Un buen análisis sesudo, digno de un profesional, sí señor…y que ayuda mucho a los jóvenes diseñadores que están empezando.

Parece que Mariscal “superstar” ( vease su grupo de fans en el facebook) no recuerda que también fue muy criticado con la famosa llama olímpica, creada en 2001.Siendo alcalde Álvarez del Manzano criticó y rechazó el logotipo olímpico de 2012, con los argumentos: ‘no es expresivo ni representativo de Madrid’, ‘no hay ninguna referencia a Madrid’ y ‘es un dibujo que igual podría representar a Madrid que a Burgos que a Estocolmo’.Mariscal estuvo un mes pensando cómo contentar al alcalde de Madrid, que echó por tierra su primera propuesta de logotipo, al final, el diseñador optó por dar la vuelta a su idea inicial o lo que es lo mismo la antorcha que antes era horizontal se convirtió en vertical. A la imagen transformada, le ha añadió el año en que Madrid aspiraba ser la capital del deporte mundial jugando con la inicial de la ciudad y que la M en números romanos equivale a mil.

El “super artista” dibujó una llama, la olímpica, en rojo y ondulante, flotando sobre la tipografía 2M12, en referencia al año y a la M de Madrid, Pero tampoco quedó exento este logo de las parodias. A raíz del incendio del edificio Windsor, en enero de 2005, proliferaron los montajes en los que podía verse la llama olímpica sobre los restos del rascacielos.

Con ese fondo rojo vino, la llamita, 2M12,  me pareció tan simple como el propio Mariscal, que recordaba al 11M. En general hay que reconocer que el diseño gráfico de los elementos públicos de Madrid, léase banderolas, carteles de teatro y exposiciones siempre ha pecado de poco atrevido y un poco apagado, de modo que el logo estaba en esa tónica.Lo que sí me resulta bastante triste es que lo diseñó el niño bonito catalán ( nacido en Valencia ), desconozco si hubo concurso público, pero me huele que se lo han encargado a él porque diseñó el cobi, que ni siquiera lo hizo para la ocasión, ya que envió uno de los perros aplastados ( los garriris, los llamaba) que dibujaba para El Víbora.

Hace unos años vi una entrevista del Mariscal. Ante los piropos que el periodista no cesaba de echarle a su arte, Mariscal respondió: «yo me tiro un pedo y hago arte». Quizá es por esto que lo que hace este “genio” huele mal.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: